José Mongrell cuadro De Paella

Con información de Edmund Peel y Jesús Abades

La dedicación de profesionales y especialistas en los últimos años a investigar y conservar el rico patrimonio
culinario español nos llevar a plasmar en textos e imágenes una breve selección de lo mejor de la gastronomía
española en el arte, teniendo en cuenta mayormente sus platos más populares. Todas las entregas comienzan
con una descripción de la obra y aportan también detalles sobre la receta que figura en ella.

La Obra

Este óleo sobre lienzo (83 x 100 cm) de propiedad particular, caracterizado por el desplazamiento de la luz a lo
largo de toda su superficie y la rica técnica impresionista, muestra claramente la formación de su autor José
Mongrell (Valencia, 1870 – Barcelona, 1937) en el taller de su célebre paisano Joaquín Sorolla.

El cuadro De Paella evoca una visión romántica de un banquete campestre en Valencia. A diferencia de Sorolla,
Mongrell apenas viajó, ni al extranjero ni a otras regiones de España, por lo que su arte tiene un fuerte sabor
local y se limita casi exclusivamente a los tipos y costumbres valencianos.
Sorolla tuvo gran influencia entre muchos artistas de su generación. La mayoría formaron parte de su círculo de
discípulos y colaboradores. Cautivados tanto por los brillantes colores de Sorolla como por su ideología, muy
avanzada para la España del momento, entre ellos se encuentran Cecilio Pla, Enrique Martínez-Cubells, Eliseo
Meifrén, Aureliano Beruete y el propio Mongrell, sin duda el más cercano a Sorolla.

Curiosamente, Mongrell fue también el que tuvo una rúbrica más personal, pues aunque imitó la luz de Sorolla
muestra un realismo más contundente a la hora de plasmar tanto las formas como la composición; hasta el
punto que podemos hablar de un mongrellismo en la pintura valenciana al igual que hubo un sorollismo.
El Plato

La llamada «paella de la huerta» es la que se considera la auténtica paella valenciana, y no la que mezcla
pescado, pollo y verduras. Son muy famosas las que se preparan en Benifalló, localidad situada en plena huerta
de Valencia. El conejo, los caracoles, el pimiento verde, los tomates, el garrafón, la tabella (judías secas), las
judías verdes y las hebras de azafrán son los ingredientes que acompañan al arroz, al que también se pueden
añadir las «pelotas» de carne picada de cerdo, que suelen llevar canela y piñones.

FUENTES: Peel, Edmund. The Painter Joaquín Sorolla, Londres, 1945, pp. 45-47

Exposición de Amstel PAELLA BÀSICS e instalada en el Veles e Vents

Exposición de Amstel PAELLA BÀSICS e instalada en el Veles e Vents.

La muestra profundiza en este plato, uno de los más populares y reconocidos de la gastronomía española, pero del que existen mil versiones. Es por ello que la Asociación puso en marcha un estudio en el que participaron más de 200 destacados cocineros para fijar y definir los ingredientes y recetas de este plato en la Comunidad Valenciana. Esta documentación es la materia prima con la que ha trabajado el fotógrafo Juan Terol para crear unas imágenes en las que los ingredientes fundamentales de este plato se transforman en coloridos paisajes, dibujando texturas y formas que ponen de relieve la faceta estética de este icono gastronómico.

Una Paella en l’Horta TEODORO ANDREU

Una Paella en l’Horta TEODORO_ANDREUTeodoro-Juan Andreu Sentamans ( Alzira, 1870 – Valencia, 1935), pintor y artista alzireño, seguidor del luminismo impresionista de Joaquín Sorolla, de quien fue primer discípulo, logró la perfección de la plasmación de la luz de Valencia en su obra, hecho por el que se ganó la admiración y el comentario de robarle la luz por parte de Sorolla.

Teodoro Andreu era hijo de José Andreu García y de su segunda esposa, Ascensión Sentamans Salazar. Tuvo tres hermanastros y una hermanastra. Su padre falleció cuando él contaba con un año de edad, lo cual provocó un cambio de residencia a Madrid junto con su madre y hermana en 1875. En 1902 se trasladó a Bilbao. En esta etapa viajó a Londres y París hasta que en 1909, año en que murió su padre, regresó a Valencia. Contrajo matrimonio con Josefina Settier Banús, a quien había conocido en Alzira en 1905. Tuvo cuatro hijos: Josefina, José Teodoro, Antonio y Elisa, de los cuales sólo sobrevivieron José Teodoro y Elisa.

La revista moderna - Año I Número 17 (26 06 1897) (la paella teodoro andreu)
La revista moderna – Año I Número 17 (26 06 1897) (la paella teodoro andreu)

El pintor Andreu murió en su domicilio de Valencia el 18 de marzo de 1935 a la edad de 64 años.

Tres Roses en un Pomell. 1912. Óleo sobre lienzo. 288 x 188 cm. Museo Municipal de Alcira. Valencia. Obra de Teodoro Andreu
Tres Roses en un Pomell. 1912. Óleo sobre lienzo. 288 x 188 cm. Museo Municipal de Alcira. Valencia. Obra de Teodoro Andreu

BIOGRAFÍA ARTÍSTICA

En 1884 inició sus estudios de dibujo y pintura, primero en la escuela El Fomento de las Artes de Madrid y después en la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado, de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Su primer dibujo conoció fue Cabeza de Ecce Homo. Teodoro Andreu continuó su carrera en el estudio de Joaquín Sorolla en Madrid, donde entró como primer discípulo en 1889. En el 1896 pintó el Retrato del pintor Carlos Lezcan, y La Paella, obra premiada con la tercera medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid de 1897, el cual preside el salón de actos de este Museo.

En Bilbao abrió estudio en 1902 y tuvo entre sus discípulos a Bengoa, Medinaveitia, Carlos del Río, José Antonio Arechabala y Rodríguez de Lecea. En esta época viajó al Reino Unido y a Francia, donde conoció el ambiente bohemio de Montmartre en París. En 1904 aprobó oposiciones para profesor de la Escuela Superior de Artes industriales y Bellas Artes de Cádiz. Posteriormente se instaló en Barcelona. Obtuvo en 1908 la medalla de plata en la Exposición Hispano Francesa de Zaragoza, con el cuadro La Viudeta y le fue concedida la condecoración creada para este Centenario. Una Paella en l’Horta Participó en la Exposición Regional Valenciana de 1909, organizada por el Ateneo Mercantil, donde obtuvo la medalla de oro.

En octubre de ese año regresó a su tierra natal con plaza en la Escuela de Artes y Oficios de Valencia. El año siguiente participó en la exposición Nacional, celebrada también en esta ciudad, y presentado La Viudeta, Horno de cal y el retrato del Sr. Froilán Torija y de su prima, María Sanchís Banús obtuvo la medalla de oro por sus obras. En Argentina participó en la Exposición internacional de Pintura celebrada en Buenos aires, donde fue galardonado con un segundo premio, medalla de plata. Horno de cal en la fuente de la Falsía En 1914 fue nombrado profesor de Término de Composición Decorativa y Pintura de la Escuela de Artes y Oficios de Santiago de Compostela, cesando en 1920. Regresó a Valencia, donde fue nombrado director de la Escuela de Artes y Oficios en 1925.

Durante los años veinte, participó en diversas exposiciones en Valencia, Madrid y Barcelona, siendo nombrado miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia en 1928. En 1932, por motivos de salud, cesó como director de la Escuela de Artes y Oficios de Valencia, y celebró su última exposición en 1933 en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Sus últimas obras fueron Autorretrato y Bodegón de membrillos, de 1934. En el momento de su muerte, en 1935, dejaba en su estudio 350 lienzos completamente acabados, además de apuntes esbozos, tablas, cartones, etc. En los años siguientes a su defunción se celebraron diversas exposiciones póstumas en Valencia, Salamanca, Murcia y Alzira.