Consejos de mantenimiento para las paellas

Consejos de mantenimiento para paellas de acero pulido

Las paellas de acero pulido requieren un cuidado especial para mantenerlas en las mejores condiciones y evitar la oxidación. Antes del primer uso, hay que lavarla bien para eliminar la capa anti-oxidación especial del fabricante. Se puede hacer esto con agua caliente y jabón. Aunque es mejor, calentar un poco de agua en la sartén con un chorrito de vinagre, cocinar a fuego lento durante 10 minutos más o menos, y luego enjaguar. Asegúrese después de secar bien la paella y luego cubrir el interior con un poco de aceite vegetal. Esto sella la superficie para evitar la oxidación. Este tipo de paellas deben ser limpiadas a mano (no son aptas para lavavajillas). No secar al aire. Al tratarse de un producto fabricado en acero para mantenerlas en perfectas condiciones una vez secadas deben ser recubiertas con una fina capa de aceite vegetal para evitar la oxidación y deben almacenarse en un lugar fresco y seco hasta su próximo uso. Te recomendamos que la guardes envuelta en papel, dentro de una bolsa de plástico.

Por cierto, si se olvida de cerrar la paella y se oxida antes de su próximo uso, no se preocupe. Basta con retirar el óxido con un estropajo de acero (se desprende fácilmente) antes de usarlo.

Cuando se cocina con paellas de acero pulido, no dejar la paella vacía sobre el fuego directo más de unos segundos. El metal podría recalentarse, lo que podría provocar una mancha oscura en esa parte de la paella.

Consejos de mantenimiento para paellas de acero esmaltado

Fabricadas en acero, están recubiertas con un esmalte moteado blanco y negro, por lo que la oxidación no será un problema Son fáciles de limpiar y de almacenar y no necesitan aceite después de su uso. El recubrimiento de esmalte facilita la limpieza y el mantenimiento de la paella.

Las paellas de acero esmaltadas pueden limpiarse en lavavajillas, pero durarán más tiempo si se limpian a mano. La forma más sencilla de hacerlo es la siguiente: llenar la paella sucia por la mitad con agua y dejar que repose durante un par de horas o toda la noche. A continuación, vierta el agua y utilice una esponja suave y jabón para lavar platos para limpiar el residuo. Se limpiará fácilmente. Recomendamos esta paella esmaltada en vez de la de acero pulido, si no se va a utilizar con regularidad.

 

Consejos mantenimiento paellas acero inoxidable

Este tipo de paellas están casi tan libre de mantenimiento como las paellas de acero esmaltado. No se oxidan y no necesitan ninguna limpieza especial. Al limpiarlas, evitar el uso de estropajos de acero para evitar que se raye. Dejar la paella en remojo en agua facilitará la limpieza.

Las paellas de aceros de acero inoxidable pueden limpiarse en lavavajillas, pero durarán más tiempo si se limpian a mano. La forma más sencilla de hacerlo es la siguiente: llenar la paella sucia por la mitad con agua y dejar que repose durante un par de horas o toda la noche. A continuación, vierta el agua y utilice una esponja suave y jabón para lavar platos para limpiar el residuo. Se limpiará fácilmente.

Las paellas de acero inoxidable se calientan y se enfrían muy rápido. Esto es bueno para hacer una paella, pero hay que tener en cuenta que no se debe dejar una paella de acero inoxidable vacía a fuego directo. Si una paella vacía (o casi vacía) se deja a fuego fuerte durante mucho tiempo, la paella podría decolorarse o deformarse. Pero mientras haya caldo o alimentos en la paella que absorban el calor no hay problemas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *